El Origen o descubrimiento del Pulque

El Historiador Fernando de Alva Ixtlilxochitl relató de forma sobresaliente la leyenda del pulque , en ella da noticia de que el Rey Tolteca Tecpancaltzin, recibió en su palacio la visita de Xóchitl, junto con el padre de ésta, de nombre Papatzin, quien hacía poco tiempo había inventado una bebida llamada pulque y que en el pueblo Azteca fue conocida como octli; misma que la hermosa doncella había llevado como obsequio al monarca.
Tecpancaltzin, enamorado de Xóchitl la hizo su mujer, y años más tarde procrearon un niño, a quien pusieron por nombre Maeconetzin, cuyo significado es “niño del maguey”, con el tiempo el niño se hizo hombre y fue coronado como rey bajo el nombre de Topiltzin, extendiendo su gobierno por más de cuarenta años.
Con independencia de la leyenda de Xóchitl, los vestigios arqueológicos mas terminantes que aportan indicios acerca del descubrimiento del pulque, han permitido a diversos especialistas sostener que la explotación del mayahuel (maguey), así como el descubrimiento del octli (pulque), tuvo verificativo gracias a los Tolteca en la época de Meconetzin, quienes comenzaron a explotar el beneficio del maguey, aunque algunos vestigios apuntan a que fueron los Aztecas en su camino hacia la cuenca de México quienes desarrollaron la ancestral bebida .
Teorías las anteriores, que fueron refutadas por los Arqueólogos Florencia Müller y César Lizardi, quienes en la década de los cincuenta descubrieron en los yacimientos arqueológicos del Valle de Tollantzinco piezas de obsidiana a las que llamaron raspadores terminales , los cuales eran utilizados por los tlachiqueros como herramienta dentro del proceso fermentador de la bebida, ello aunado a que esos utensilios fueron hallados cerca de cenizas de maguey, que datan de cinco siglos antes de la era Cristiana, es decir, diecisiete siglos previos a la existencia de Papatzin y Xochitl, quienes han sido señalados como protagonistas del surgimiento del milenario elixir.
Aquel descubrimiento nos hace pensar que los habitantes del Valle de Tulancingo, fueron pioneros en la explotación del mayahuel y muy probablemente Tollantzinco fue el sitio mágico donde el pulque vio la luz primera.

Fuente: http://porsiempretollantzinco.blogspot.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *