El Chopin mexicano Aniceto Ortega Médico y Músico Tulancinguense

En una época en la que México acababa de sufrir dos invasiones extranjeras, nació un tulancinguense que le daría a nuestro país el orgullo nacionalista a través de la música. Médico de profesión y músico de corazón, fue uno de los fundadores del Conservatorio Nacional y su “Marcha de Zaragoza” fue el Himno nacional mexicano de varias generaciones. Por su gran talento fue llamado el Chopin mexicano.

Nació en Tulancingo, Hgo., el 17 de abril de 1825. Terminó sus estudios elementales en la ciudad de México. En 1837 ingresó al seminario conciliar de san Ildefonso en 1840, y ese mismo año sustentó en la universidad unas conclusiones públicas con las que obtuvo el grado de bachiller en filosofía.

El 12 de enero de 1841 ingresó a la escuela de medicina y recibió el título de médico el 30 de septiembre de 1845 y un premio por sus ejercicios prácticos de anatomía. Desde los 8 años de edad, escuchando buena música en su hogar, bajo la dirección de su hermano se inició en el arte musical, que siempre cultivó junto a sus estudios profesionales.

En 1849 realizó un viaje a Europa, donde permaneció dos años dedicados a estudios obstétricos y clínicos, así como musicales.

Desde 1873 don Miguel Lerdo de Tejada lo nombró presidente del consejo superior de salubridad en la ciudad de México, cargo que desempeñó hasta su muerte acaecida el 17 de noviembre de 1875 en la misma ciudad.

Figura entre los más notables obstetras mexicanos del siglo XIX y formó parte del primer grupo de académicos de la actual Academia Nacional de Medicina, donde ingresó en julio de 1864.

Un grupo de profesionistas distinguidos se reunían en la casa de Sr. Tomas León, con el propósito de escuchar fina música y conversar sobre los compositores de la época. El Dr. Ortega era pilar para el sostenimiento de ese grupo, que después formó el “club filarmónico mexicano”. Que sería conocido como “sociedad filarmónica mexicana” en 1866, y de ella se fundaría la escuela de música, que transcurrido el tiempo llegaría a ser el actual conservatorio nacional de música.

Por aquel tiempo era conocido como “el Chopin mexicano” y en la escuela de música fundó la cátedra de composición, que dictó por algún tiempo.

Siendo una de las figuras más sobresalientes en el medio musical fue también el redactor del reglamento del conservatorio nacional de música.

Por encargo de la sociedad filarmónica mexicana compuso en 1863 la marcha Zaragoza, que se considera como su obra cumbre y un canto de guerra, un himno patriótico para los liberales durante la intervención francesa. Junto con su marcha republicana, son las composiciones más conocidas del Dr. Aniceto ortega y ambas fueron estrenadas en un concierto ofrecido por la sociedad filarmónica mexicana el primero de octubre de 1867, al que asistió el presidente don Benito Juárez en el gran teatro nacional, siendo interpretadas y dirigidas por el autor que condujo a una banda militar orquesta y diez pianos.

Finalmente señalamos que su ópera Guatimotzin es considerada como el primer fruto de la gran corriente nacionalista musical de México, y fue estrenada el 13 de septiembre de 1871 interpretada por la eximia soprano Ángela peralta en el papel de La Malinche.

Escrito por Lorenia Lira

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *